Ir al contenido principal

Caldo de Cultivo Córdobés


Córdoba (¿la isla?), 2024. Ideología de Mercado, Neomanagerialismo y una vía inexistente hacia la presidencia.

Son casi las doce de la noche del sábado en Córdoba y faltan menos de 15 días para la fecha del mentado Pacto de Mayo. Aún se siente en el aire la rémora de la sonrisa de Martin Llaryora asintiendo en la apertura de sesiones cuando Javier Milei hizo referencia a que semejante propuesta tendría lugar en la ciudad "mediterránea".

La posición del Gobernador Cordobés está sumamente condicionada, por su visión prospectiva de la política (en su faz agonal, en términos de politics) que está lejos de transparentar una claridad en su visión a cerca de cuál será su futuro político.

Con el Partido Cordobés jugando por fuera de la estructura del Partido Justicialista nacional, con dirigentes convencidos en la virtud del pragmatismo, y con la hiperpolarización entre derecha extrema y centro izquierda, se vive un clima de incertidumbre en "La Docta" ya que también aparece cerrada la posibilidad de una "tercera vía" hacia una opción presidenciable. 

Más aún, el costo de jugar y ganar con la cancha inclinada (el centro corrido hacia la derecha) es cada vez más alto. El Radicalismo y el Pro no desperdician una oportunidad para construir poder ocupando espacios en la administración de Martín. Por ahora es una aspiración pacífica y que encuentra al radicalismo dividido debido a la centralidad de Rodrigo De Loredo en las antipodas de la Vicegobernadora Miryan Prunotto. 

Así las cosas hay que recordar que el "centro", más allá del desplazamiento a nivel país, no se corrió por que sí. Años de políticas públicas de corte empresarial y de ciudadanos socializados políticamente como clientes han hecho mella en la cultura cordobesa. 

Más aún la reforma del Estado cordobés, con la eliminación de una de las cámaras de la legislatura ha reducido en gran medida el debate parlamentario.

Los medios de comunicación locales, a excepción de los nuevos medios digitales, parecen seguir una agenda reactiva y laxamente desvinculada de los debates de políticas públicas, los problemas públicos y las necesidades de los cordobeses. Aquí todo se mide con su propia vara.

Neogerenciamiento público sumado a la ideología de mercado han dado lugar a un discurso totalitario de la política, donde esta es entendida puramente en términos de gestión. Se ha resignificado la palabra gobierno y se ha instalado la idea de que las disputas en términos políticos son posibles de resolver con un optimo que beneficie a "todos los cordobeses". 

Es raro que la política caiga en su propio engaño, porque discursivamente decir que la política no tiene que tener choque de valores o posiciones puede ser performativo, pero en la disputa real del poder las cosas son muy distintas.

En la disputa de poder hay que sostener el frente de la gestion de la realidad, pero se debe tener un proyecto político ( un conjunto de políticas públicas que se deseen implementar para responde a los problemas de las sociedad; más una aspiración de ocupar lugares en el futuro o hacer carrera política). También hay que sostener el frente interno que es conducir una alianza pluripartidaria que esta aglutinada por la prospectiva, todos esperando su turno para "gestionar". Nadie sabe bien qué, ni para qué. A demás de eso hay que sostener el frente externo que es la puja de poder, en todos los niveles de gobierno, contra los paridos antagonistas. Sin olvidar que también hay que construir una identidad colectiva que de sentido al gobierno, en este caso el cordobesismo.

Cordobesismo, la idea hegemónica de que hay un unico interés para todos los cordobeses sumada a la pervertida idea de que no hay fracturas en la persecución de un bien común indiscutido han contribuido a inclinar la cancha en favor de la derecha.

Todo gobierno, a medida que actúa, y se consolida con el tiempo cristalizando en instituciones, se expresa poniendo en acto un determinado tipo de Estado, que da lugar, consecuentemente a una determinada mirada de las Políticas Públicas.

Si lo pensamos en término de Política Pública, podemos pensar que hay un desplazamiento o un error en la teoria del cambio por parte del gobierno cordobés. Porque en la búsqueda por crear un identidad afin a un partido político hegemónico, ha errado y está construyendo sobre los valores que sostienen a su identidad de antítesis.

Dicho todo esto es facil comprender cúan difícil es la situación del Gobernador Martín Llaryora, que no se quiere pelear con Milei porque sabe, acertadamente, que todos los que se enfrentan a él caen en términos de imágen en la opinión pública segun los sondeos.

Ayer mi Colega Nicolas Bejarano me recordaba las enseñanzas de Andrés Daín y remarcaba acertadamente que no tiene tanta importancia en realidad la medida de la imágen, porque como muestra la historia electoral reciente, en elecciones donde habia candidatos con alta imagen negativa aquellos habían logrado hacerse de gran parte del electorado. Me citó un caso puntual. Me guardo la referencia.

Así las cosas... la aparente encrucijada no es tal para Martín Llaryora quien dispone de todo el fuego de la política tradicional y de un partido con una identidad precisa e ideología determinada (el PJ, Justicialista que conduce Hacemos por Cordoba) con la que puede actuar ante el desafío identitario que le plantea el surgimiento de Javier Mieli, el clima de epoca, y la cultura empresarial cordobesa. (En esta ciudad más de un taxista, se autopercibe empresario).

El aislamiento de Córdoba ser rompió por la dependencia, por las relaciones institucionales que eran innegables - pero que como marchaban bien en gobiernos anteriores (porque las transferencias intergubernamentales fluían) - tomaron centralidad en el ahora, que fueron puestas como prenda de negociación. 

Pensando aún en el debate en el Senado, dos apuntes para finalizar: 

1- Como nos enseñó Joseph Napolitan: "Un partido dividido pierde fuerza"
2- No solo es una negociación política intrascendente: se debate el futuro de un modelo de país, la desarticulación del Estado de bienestar y la implantación de un nuevo estatuto del coloniaje por 30 años.

Una de las máximas del neogerencialismo era que sus reformas debian ser acompañadas de una apertura y transparencia. ¿Que hay de oculto, si es que lo hay, que no se pueda hablar de cara al pueblo en esta negociación? 

Al ser una política nacional refundacional, está garantizado, que sus participes serán recordados por la historia. Si no se tiene claro el proyecto político (en términos de politics y de policies), siempre se puede acudir a los valores. La política no es solo gestión. Córdoba ya no es una isla. 

Y no se puede dar un paso al costado de la historia.

Comentarios

Lo más leido

La política como proyecto

Es sabido que para que una buena idea triunfe hace falta de un gran equipo para realizarla. Se llega más lejos acompañado, como menta el proverbio. Pensar a la política como proyecto implica comprender que, aunque se piense en un trayecto personal, el campo de acción es colectivo. Se trata del mundo de la interacción entre personas. De la acción colectiva. La política como proyecto, puede ser entonces un proyecto “privado” o del ámbito de la micropolítica.  O puede ser, en cambio, un proyecto que tiene arraigo en el mercado o la comunidad, que impacta a la sociedad, que involucra a la ciudadanía, o que moviliza al pueblo. Pensar en un proyecto político es pensar en un esfuerzo organizado, para lograr un objetivo específico, en un tiempo preciso y de acuerdo a un presupuesto acotado. Depende en que actor nos posicionemos vamos a tener diferentes tipos de proyectos. Si partimos de las empresas (ya sean con fines de lucro o sean empresas coopeerativas), o las organizaciones sociales comun

Preguntas Poderosas

Esta vez tengo ganas de hablar en primera persona y compartir algo distinto: no se trata de cosas que sé sino más bien de cosas que no sé. El viernes, durante la jornada global por el día del proyecto social, Alejandro Melamed decía: los liderazgos hoy no consisten en tener todas las respuestas sino en la capacidad de hacer preguntas poderosas . Ese fue mi aprendizaje del día y vino a reforzar una mirada que los cientistas sociales tenemos para con nuestros objetos de estudio.  Entonces me puse a pensar en las preguntas: ¿Qué preguntas soy capaz de hacer? ¿A quién? ¿Está alguien dispuesto a responder? ¿Qué preguntas puedo hacerme a mí mismo? Decidí concentrarme en el último grupo de interrogantes. Y por esas cosas casuales de la vida la pregunta más poderosa no vino de mí sino de un amigo: ¿Qué posición te gustaría ocupar? Que en realidad fue un “Qué te gustaría hacer” reformulado en relación a lo que trato de imaginar como un futuro profesional en el ejercicio de la ciencia política.

¿Qué nos puede enseñar Máx Weber sobre las propuestas de campaña de Javier Milei?

En el mundo actual, la política es un tema controvertido que suele generar polémica y desconfianza. Muchos ciudadanos piensan que los políticos actúan en su propio interés y no en beneficio del pueblo. Sin embargo, según Max Weber, la política es un ejercicio de ciudadanía más intenso que requiere un compromiso con la comunidad y un conocimiento experto de los asuntos públicos. En su artículo "El científico y el político", Weber sostiene que la política es una actividad que implica una tensión entre dos ideales: la ética de la convicción y la ética de la responsabilidad. La ética de la convicción se refiere a la defensa de los valores y principios personales, mientras que la ética de la responsabilidad se centra en el logro de objetivos políticos concretos y en la toma de decisiones basadas en la realidad y en las consecuencias previsibles. Para Weber, los políticos deben ser capaces de equilibrar estos dos ideales para poder tomar decisiones efectivas y responsables en benef

Canciones de amor, Ideología y Revolución

La mayoría de los países están insertos en el sistema capitalista global, han adquirido la modernidad propuesta desde occidente a través del pensamiento hegemónico que se propaga desde las potencias centrales hacia la periferia que la ha adquirido en algunos lugares con más intensidad que otros. La ideología del utilitarismo y del capitalismo son las que predominan en la manera de pensar de los sujetos de este occidente ampliado a los países capitalistas asiáticos.  En la historia de muchos de estos pueblos el liberalismo y la modernidad han sido fuente de movimientos revolucionarios fundantes de lo popular, lo ciudadano o lo nacional. Las revoluciones se agotan en la construcción de un pueblo justo. Con la naturalización de la dominación capitalista como un orden justo emerge el declive de la ideología revolucionaria.  La efectividad del monopolio del Estado en la obtención de la autorización del uso legítimo de la violencia, expropiada al capitalista, a cambio de previsib

¿Por qué la ideología es tan difícil de nombrar?

  La ideología no es algo que se ve a simple vista, es más bien la lente a través de la cual vemos el mundo.  Sin embargo parece que hay ideologías evidentes, fáciles de señalar con el dedo como si se tratara de una cosa que permanece allí inmutable frente a un sujeto que la aprehende:  "- Mirá mamá: ¡Peronismo!" Vemos alli al sujeto cosificado, relacionadas las identidades y las ideologías. Quizá el mismo niño ingenuo hubiera sido capaz de decir: "-Mirá mamá, ¡Kirchnerismo!" Todo esto sin siquiera entrar  en juicios o valoraciones. Sin embargo, el sujeto, es inconcebible por fuera de su psiquismo. Allí donde este 'yo' no se constituye en alteridad, es decir fuera de la identidad, allí donde sus particulares características psíquicas se relacionan con la ideología encontramos otro tipo de subjetividad: el sujeto cosificado: "-Mirá mamá, ¡Soy Peronista!" Pero hay algunas ideologías que se nos presentan mucho más transparentes que otras, quizá porque

Los gobiernos locales: los municipios, la municipalidad, las comunas

En nuestro régimen político existen varios niveles de gobierno que se ocupan de una diversidad de asuntos. La primera gran repartija de competencias la establece la Constitución nacional en el título referido a los gobiernos de provincia . Éstos gobiernos delegan algo de su poder: las facultades relativas al funcionamiento y la efectividad de un Estado Nacional. Y conservan otras tantas. En el medio hay poderes concurrentes que pueden ser ejercidos por una provincia o el Estado Federal. Horacio Cao enseña que existen textos fundacionales donde se pueden encontrar más de cuatrocientas definiciones de federalismo. Pero para esquematizar coloca nuestro régimen político complejo en el centro de un continuum con dos polos, en uno de los cuales se encuentran los Estados Confederales y en otro donde se encuentran los Estados Unitarios. Nuestro federalismo es básicamente un sistema de cooperación. En el cual los gobernadores son “agentes naturales del Gobierno federal

#Convenceme - ¿Qué siento sobre la elección PASO y un posible gobierno de Javier Mieli?

No pretendo ser nada novedoso con este posteo. Es difícil intentar persuadir a quienes ya tienen su voto completamente decidido. Sea por la razón o la pasión que fuere. Me siento #asustado  porque aunque dedique años de mi vida a pensar la política democrática la misma es débil y joven. Pero lo verdaderamente preocupante es que es muy difícil invitar a un diálogo democrático a los seguidores de un líder mesiánico que se vanagloria de romper todos los puentes de diálogo y de consenso.  Me siento #incompetente porque no sé como hablar con mi hermano o con mi primo, que salvando las distancias sociales o clases lo adoran por igual. No se si es raro o no que los medios concentrados que le dieron publicidad y alimentaron su exposición no le pidan buenos modales como sí se le regañaba tanto a CFK. Ya no sé si los buenos modales importan o no en el manual de campaña. Me siento un poco #ignorante aunque converse sobre esto hace años con amigos profesionales del periodismo y la comunicación s

¡El peronismo ha muerto! ¡Larga vida al peronismo!

  En esta ocasión me acerco con un texto profano, que no va a reclamar sus deudos ni a la doctrina ni a la ciencia política. Es más bien un conjunto de reflexiones arrojadas al mundo, como cada uno de nosotros y nosotras, buscando de que agarrarse. ¿Es el 17 de Octubre virtual algo no real? ¿Murió el peronismo y nació el peronismo 2.0? ¿75 octubres son tan solo un octubre más?  Desde que me socialicé en el peronismo comprendí que el 17 de octubre era un día especial, es el día donde se invierte el peronómetro y nos abrazamos en la calle con cualquiera que vaya silbando por lo bajo la marcha, o a cualquiera que tenga olor a chori asado. Es el día donde todos nos reconocemos como Peronistas. Y un acto de reconocimiento, siempre es un acto fundacional.  Los dedos en V y ese abrazo cantado son nuestro “ Umuntu , nigumuntu , nagamuntu” algo que en zulú significa algo así como soy porque tú eres. Es el día en que por primera vez te sentís Peronista, y sabés que ya no es necesario andarlo mos