Ir al contenido principal

Ciencia Política 101

Si estás pensando en estudiar ciencia política este post es para vos.

De movida a la primerísima controversia ¿Por qué ciencia política y no ciencias políticas? Porque es un proyecto de educación estructurado, hijo de la ilustración y el humanismo, que cree profundamente en el progreso, a pesar de cuanta mirada relativa se le añada. Porque hay unidad de objeto, de método y de comunidad científica que validará tus credenciales, tus aptitudes, tus valores, tus ideas políticas, tus pertenencias y exclusiones, y tus actitudes. El lugar del pluralismo está subordinado, al menos por estos pagos. Aviso: el purismo nominalista se va atemperando, la lista anterior al contrario.


¿Por qué Ciencia Política? No hay por qué. Te lo tenés que inventar o cuando seas consciente te lo habrán inventado por vos en alguna de esas redes que terminarás, con suerte, integrando. Mi moto: es el pensamiento crítico. Porque sí, soy un humanista, ilustrado, y creo fervientemente en el progreso, aunque eso esté relativizado. 

Hay razones y razones: te van a decir que no es una carrera de pobres, que no es para conseguir trabajo (porque para algunos la política no es un trabajo), que tenés que darlo todo y no esperar nada, hasta tus valores (y dando nada esperarlo todo). ¿Irónico? sí, bueno, un poco. Porque esto no pasa en abstracto sino en tu contexto vital determinado. De nuevo, las razones, te las tenés que inventar. Van a hacer la diferencia cuando el camino se ponga escarpado. Van a cambiar a cada paso.


La segundisima controversia: ¿Yo? ¿o Nosotros? La respuesta es ideológica: comunitarismo o individualismo. O… el as bajo la manga: Justicialismo, que es como un mix de todo, pero de lo bueno. - Acá mejor no spoileamos. -


¿Tengo que si o si estar situado (adoptar posición)? Sí, pero no necesariamente para cada cosa que ocurre en la vida, incluido tu perro o tu fotogénico gato. ¿Qué pasa si no tengo una postura? No pasa nada, la vas armando. Nadie nace sabiendo, y es mejor aprender aunque el precio sea andarse equivocando. Lo dijo un viejo sabio.


¿Qué necesito para estudiar? En términos ideales: todo (biblioteca, manual de ciencia política, el diccionario de O’Donnel, los libros clásicos, compu portátil, celu rápido, un lugar con silencio y buena luz, audiculares y música sin letra bien variada, un mentor, amigues, compañeres de estudio, profes que admires y estén afilados). Siendo realista en Argentina: una tablet y libros pirateados, los profes que sepas que dan clases, lo que tengas a mano de tecnología, un rinconcito con un rato tranquilo y eso sí: ¡Un horario!


¿Importa a qué universidad vaya? Sí. ¿Por el plan de estudio? No. ¿Por qué? Por las redes que terminarás integrando. ¿Eso es bueno o malo? Te lo tenés que inventar, nadie más que vos sabés en qué lugar te estás parando. Además, si hay una constante es el cambio. Sobre todo porque, por estos pagos, todos estamos como aprendiendo y hay un espíritu de unidad, comunitario. Que por su puesto no está exento de las anteriores controversias. Y de la disputa por hegemonizar el proyecto con afinidad a la propia ideología, intereses, o estatus (quienes quieren que las cosas no cambien).


¿Cómo hago que las cosas pasen? Preparación, decisión y acción. Memorizá esa secuencia. Y recordá que es tu responsabilidad tu carrera, es decir, aprender, estudiar, dar cuenta de que estudiaste, dar cuenta de que aprendiste, impulsar los procedimientos administrativos varios, que te contesten los mails. Todo, todo tenés que remarlo, o caer en el facilismo de los intermediarios. Que ayudan, pero, te vuelven a poner en las controversias que mencionamos.


¿Estudiar y militar? Sí, siempre y cuando puedas bancarlo, emocional, económica, y socialmente. El camino de la ciencia política tiene senderos que te acercan y alejan a los seres amados, porque por estos pagos está todo medio mezclado.


¿Tengo que hacer méritos? Sí. ¿Sirve hacer méritos? Depende.
Para algunos “No hay currículum que mate contacto” para otros no es necesario tener contacto con ningun ser humano mientras tengan impoluto y altivo su currículum. ¿Entonces qué hago? Eso vas a tener que inventarlo. Meritos para carrera docente, o investigación, pero no descuidar la rosca con tus tutores, la academia y el gremio universitario. Para otros perfiles de egresado hay que ir cuestionando.

 

Bueno, entonces parece que estudiar ciencia política es un andar de todos inventando todo… ¡Error! Otres pueden tener el camino allanado.


¿Entonces tiene sentido estudiar ciencia política? Depende, de vos, cuál y si querés dárselo. 


Buena suerte en el camino que vas a emprender, la tarea es noble, la carrera es apasionante y los nervios, el estrés, las angustias, los tienen todes y cada une cualquiera. No olvides nunca de disfrutar el camino, porque nunca sabés cuadno es el final del viaje, ni cuál es tu destino.

En mi opinión personal: esmeráte, se buena persona, y recordá que ser mejor politólogo o politóloga es una batalla contra vos mismo/a.

La foto que dejo es de O'Donnell, conocer -minimo- su nombre es la lección número cero. Con ustedes: Guillote:




Comentarios

Lo más leido

La política como proyecto

Es sabido que para que una buena idea triunfe hace falta de un gran equipo para realizarla. Se llega más lejos acompañado, como menta el proverbio. Pensar a la política como proyecto implica comprender que, aunque se piense en un trayecto personal, el campo de acción es colectivo. Se trata del mundo de la interacción entre personas. De la acción colectiva. La política como proyecto, puede ser entonces un proyecto “privado” o del ámbito de la micropolítica.  O puede ser, en cambio, un proyecto que tiene arraigo en el mercado o la comunidad, que impacta a la sociedad, que involucra a la ciudadanía, o que moviliza al pueblo. Pensar en un proyecto político es pensar en un esfuerzo organizado, para lograr un objetivo específico, en un tiempo preciso y de acuerdo a un presupuesto acotado. Depende en que actor nos posicionemos vamos a tener diferentes tipos de proyectos. Si partimos de las empresas (ya sean con fines de lucro o sean empresas coopeerativas), o las organizaciones sociales comun

Preguntas Poderosas

Esta vez tengo ganas de hablar en primera persona y compartir algo distinto: no se trata de cosas que sé sino más bien de cosas que no sé. El viernes, durante la jornada global por el día del proyecto social, Alejandro Melamed decía: los liderazgos hoy no consisten en tener todas las respuestas sino en la capacidad de hacer preguntas poderosas . Ese fue mi aprendizaje del día y vino a reforzar una mirada que los cientistas sociales tenemos para con nuestros objetos de estudio.  Entonces me puse a pensar en las preguntas: ¿Qué preguntas soy capaz de hacer? ¿A quién? ¿Está alguien dispuesto a responder? ¿Qué preguntas puedo hacerme a mí mismo? Decidí concentrarme en el último grupo de interrogantes. Y por esas cosas casuales de la vida la pregunta más poderosa no vino de mí sino de un amigo: ¿Qué posición te gustaría ocupar? Que en realidad fue un “Qué te gustaría hacer” reformulado en relación a lo que trato de imaginar como un futuro profesional en el ejercicio de la ciencia política.

¿Qué nos puede enseñar Máx Weber sobre las propuestas de campaña de Javier Milei?

En el mundo actual, la política es un tema controvertido que suele generar polémica y desconfianza. Muchos ciudadanos piensan que los políticos actúan en su propio interés y no en beneficio del pueblo. Sin embargo, según Max Weber, la política es un ejercicio de ciudadanía más intenso que requiere un compromiso con la comunidad y un conocimiento experto de los asuntos públicos. En su artículo "El científico y el político", Weber sostiene que la política es una actividad que implica una tensión entre dos ideales: la ética de la convicción y la ética de la responsabilidad. La ética de la convicción se refiere a la defensa de los valores y principios personales, mientras que la ética de la responsabilidad se centra en el logro de objetivos políticos concretos y en la toma de decisiones basadas en la realidad y en las consecuencias previsibles. Para Weber, los políticos deben ser capaces de equilibrar estos dos ideales para poder tomar decisiones efectivas y responsables en benef

Canciones de amor, Ideología y Revolución

La mayoría de los países están insertos en el sistema capitalista global, han adquirido la modernidad propuesta desde occidente a través del pensamiento hegemónico que se propaga desde las potencias centrales hacia la periferia que la ha adquirido en algunos lugares con más intensidad que otros. La ideología del utilitarismo y del capitalismo son las que predominan en la manera de pensar de los sujetos de este occidente ampliado a los países capitalistas asiáticos.  En la historia de muchos de estos pueblos el liberalismo y la modernidad han sido fuente de movimientos revolucionarios fundantes de lo popular, lo ciudadano o lo nacional. Las revoluciones se agotan en la construcción de un pueblo justo. Con la naturalización de la dominación capitalista como un orden justo emerge el declive de la ideología revolucionaria.  La efectividad del monopolio del Estado en la obtención de la autorización del uso legítimo de la violencia, expropiada al capitalista, a cambio de previsib

¿Por qué la ideología es tan difícil de nombrar?

  La ideología no es algo que se ve a simple vista, es más bien la lente a través de la cual vemos el mundo.  Sin embargo parece que hay ideologías evidentes, fáciles de señalar con el dedo como si se tratara de una cosa que permanece allí inmutable frente a un sujeto que la aprehende:  "- Mirá mamá: ¡Peronismo!" Vemos alli al sujeto cosificado, relacionadas las identidades y las ideologías. Quizá el mismo niño ingenuo hubiera sido capaz de decir: "-Mirá mamá, ¡Kirchnerismo!" Todo esto sin siquiera entrar  en juicios o valoraciones. Sin embargo, el sujeto, es inconcebible por fuera de su psiquismo. Allí donde este 'yo' no se constituye en alteridad, es decir fuera de la identidad, allí donde sus particulares características psíquicas se relacionan con la ideología encontramos otro tipo de subjetividad: el sujeto cosificado: "-Mirá mamá, ¡Soy Peronista!" Pero hay algunas ideologías que se nos presentan mucho más transparentes que otras, quizá porque

Los gobiernos locales: los municipios, la municipalidad, las comunas

En nuestro régimen político existen varios niveles de gobierno que se ocupan de una diversidad de asuntos. La primera gran repartija de competencias la establece la Constitución nacional en el título referido a los gobiernos de provincia . Éstos gobiernos delegan algo de su poder: las facultades relativas al funcionamiento y la efectividad de un Estado Nacional. Y conservan otras tantas. En el medio hay poderes concurrentes que pueden ser ejercidos por una provincia o el Estado Federal. Horacio Cao enseña que existen textos fundacionales donde se pueden encontrar más de cuatrocientas definiciones de federalismo. Pero para esquematizar coloca nuestro régimen político complejo en el centro de un continuum con dos polos, en uno de los cuales se encuentran los Estados Confederales y en otro donde se encuentran los Estados Unitarios. Nuestro federalismo es básicamente un sistema de cooperación. En el cual los gobernadores son “agentes naturales del Gobierno federal

¿Qué son las políticas públicas?

"En esta última década, se observa un cambio en el accionar del Estado, tanto en relación al mercado como a la sociedad civil. No obstante, en el campo científico aún hay un debate pendiente sobre las políticas públicas, sus enfoques, los marcos teóricos y analíticos en los que se inscriben. Estos cambios se enmarcan todavía dentro de un proceso en configuración, que constituye uno de los principales desafíos intelectuales de nuestro tiempo." Daniel García Delgado. (2013, pp. 14-18) ¿Qué son las políticas públicas? Considero que las políticas públicas son fenómenos políticos complejos que se configuran en decisiones públicas conformadas gracias al esfuerzo conjunto de múltiples actores y redes. Este esfuerzo, que incluso puede ser inexistente por parte de algunos actores o todos, se traduce en forma de decisiones públicas que establecen un conjunto de: alcances, resultados, acciones,  procesos iterativos, requisitos, valores, recursos y capital humano, beneficiarios e involuc

¡El peronismo ha muerto! ¡Larga vida al peronismo!

  En esta ocasión me acerco con un texto profano, que no va a reclamar sus deudos ni a la doctrina ni a la ciencia política. Es más bien un conjunto de reflexiones arrojadas al mundo, como cada uno de nosotros y nosotras, buscando de que agarrarse. ¿Es el 17 de Octubre virtual algo no real? ¿Murió el peronismo y nació el peronismo 2.0? ¿75 octubres son tan solo un octubre más?  Desde que me socialicé en el peronismo comprendí que el 17 de octubre era un día especial, es el día donde se invierte el peronómetro y nos abrazamos en la calle con cualquiera que vaya silbando por lo bajo la marcha, o a cualquiera que tenga olor a chori asado. Es el día donde todos nos reconocemos como Peronistas. Y un acto de reconocimiento, siempre es un acto fundacional.  Los dedos en V y ese abrazo cantado son nuestro “ Umuntu , nigumuntu , nagamuntu” algo que en zulú significa algo así como soy porque tú eres. Es el día en que por primera vez te sentís Peronista, y sabés que ya no es necesario andarlo mos